Marina Picasso es la nieta del pintor malagueño Pablo Picasso y hoy quiere dejar atrás un pasado que asume con desgracia y dolor. Primeramente se sabe que venderá la mansión familiar La Californie, que fue adquirida por Picasso en 1955 y en la cual vivió hasta el año 1961 con su segunda esposa.

marina picassoPero la venta más esperada por los fanáticos que desean completar sus colecciones de arte; es sin más ni menos, la oferta de siete de las mejores pinturas de Picasso realizadas entre 1905 y 1965, valuadas en 241 millones de euros. Estas obras de arte son parte de la colección personal heredada por Marina, comprendida por 400 pinturas y 7.000 dibujos, esculturas y grabados. Los avances están seguidos por los diarios más importantes del mundo y aquellos que intentan lograr posicionamiento en la web en arte por recomendaciones de agencias seo.

Los fines de la subasta son benéficos e irán a una asociación que ayuda a niños vietnamitas, donde Marina ha encontrado y adoptado a tres de sus cinco hijos.

La noticia de la venta ha sorprendido a muchos, sin embargo se ha sabido que la relación que la familia mantenía con el artista no era buena. Ya en 2001 Marina Picasso lanzó un libro llamado Grand-pére (Abuelo), en el cual puso a la luz la relación tormentosa y tortuosa que tuvo con su abuelo, afirmando que necesitó 14 años de terapia para superarlo.

Es un dato más que curioso la bipolaridad del amor. Siendo que Picasso fue un artista benerado por sus fanáticos pero despreciado por su familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *